lunes, 8 de febrero de 2016

La Reina de Amron.


Seyala (pastel sobre lámina, 2010)

Hay cosas que decides hacer y otras que, sencillamente, surgen. Creo que la escritura es una de las segundas. Supongo que habrá escritores que se sientan delante del papel, diseñan una historia y empiezan a darle forma. Mi forma de trabajar no tiene nada que ver, no invento las historias, las descubro. Así nació el Reino de Amron. 

El verano en el cumplí los quince fue especialmente solitario. Eso significa mucho tiempo libre, que invertí en conocer a los primeros personajes, Nalím y Seyala. En aquel tiempo, funcionaban casi como unos muñecos mentales con los que jugaba de vez en cuando. Poco a poco, el juego se fue convirtiendo en algo más complejo.



Escudo de Amron (regalo de unos amigos)
Acabé la novela en 2008, fui a registrarla y la guardé en un cajón. No fue hasta principios de 2010 que empecé a moverla. Conocí por internet a un muchacho de mi edad que había publicado su primera novela. Le pregunté que cómo era eso posible y me dio el correo de su Editorial. Sin ninguna idea ni plan, adjunté el Word en un correo y lo mandé. No esperaba volver a saber nada del asunto, pero, un día a la hora de la comida, llamaron a mi casa para decirme que me publicaban. Podéis imaginar la alegría, los saltos por la casa... Fue increíble.

Tenía claro que tenía que trabajar duro. Solo había pasado un año, pero había multitud de cosas que necesitaban corregirse: faltas de redacción, párrafos enteros a reescribir, escenas a añadir... La Editorial me había dado un par de directrices, más allá, contaba únicamente con mi criterio. El de una chica de diecinueve años.

Aisha (pastel sobre lámina, 2008)

Uno de los grandes retos a los que me enfrenté era el de unificar el estilo. Al escribir la novela en un período de tiempo tan largo, había fragmentos que no encajaban en cuanto a tono y estilo con los demás. Al fin y al cabo, la Enerio de dieciséis no era la misma que la de diecinueve. A pesar de las correcciones, sigue siendo evidente el salto entre unas partes y otras. 

Finalmente, en abril de 2010 la novela salió a la venta. Celebramos la presentación en la Biblioteca Municipal, y me dejé la muñeca firmando decenas de ejemplares. Aquella tarde, mi familia, mis amigos e incluso algún profesor se dejaron caer por ahí.

La que suscribe en plena faena.

Pasó un año desde la publicación y, conforme a lo pactado, los derechos volvieron a mí. El libro quedó descatalogado entonces, por lo que a día de hoy es imposible conseguirlo. Ello no ha evitado que personas que he conocido en los últimos años me hayan preguntado por él, insistiendo leerlo. Tras habérmelo planteado, y haber obtenido un resultado de 15/1 en la encuesta que hice en Twitter, está claro que la mejor opción era subirla al blog. 

¿Y por qué os he contado todo ésto? Pues para que entendáis que ésto lo hago por pura diversión, por afán de compartir esta parte tan importante de mi vida con toda persona que esté interesada. Ésta no es una novela de calidad, es la historia de una jovencita que escribía para evadirse. Si le dáis una oportunidad, estoy segura de que podréis pasar un buen rato, pero no quiero que nadie se equivoque. 

Ahora, hablemos de la novela.
Ilustración de portada (acuarela, 2010)

La Reina de Amron" es una novela de aventuras, que se desarrolla en el ficticio Reino de Amron. La acción tiene un peso clave en la historia, primando sobre las descripciones. 

“El Reino de Amron, de orígenes antiguos e inciertos, se sitúa en la mitad del océano al Sur del Continente. Se halla compuesto por la agrupación de gran cantidad de islas e islotes, destacando entre ellas la isla de Redni, al norte del Reino, conocida por sus campos de cultivo y su clima benévolo; y por otra parte la enorme y desértica isla de Láciga, donde se halla la ciudad de Láciga, capital del Reino. […]"
Mapa del Reino.

El argumento, tal y como aparecía en la contraportada, es el siguiente: 

"Nalím y Seyala llevan una vida apacible y tranquila en la enorme ciudad de Láciga, capital del Reino de Amron, hasta que un día, las tropas del rey Olow, usurpador del trono, irrumpen en la ciudad, cambiando la vida de todos sus habitantes. 

Los dos amigos se verán obligados a huir al desierto, donde conocerán a más gente como ellos y aprenderán a luchar por su reino. Sin embargo, pronto descubrirán que lo más complicado no es manejar las espadas y los arcos, sino encontrar los motivos y las fuerzas para seguir luchando. Unos motivos que se pueden esconder en el lugar más inesperado, al otro lado de las murallas...

También hay un booktrailer, pero como da mucha vergüenza, dejo a los curiosos que lo busquen por su cuenta. ;) 

En definitiva, para vuestro disfrute (o no), os presento a "La Reina de Amron".

https://drive.google.com/file/d/0B-qlxLKUQMFsbW8wQkU1R2hpeTA/view?usp=sharing

2 comentarios:

  1. Tienes mucho talento y mucha determinación para haber llevado a termino una obra semejante siendo tan joven. Mucha suerte en todas tus empresas!

    ResponderEliminar